UN BUEN DESTINO


Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero algunas veces miramos tanto a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.

 Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que hemos estado perdiendo,  hasta que lo encontramos.

Jamas te conformes con algo inferior a tus sueños…  Mientras sigas  vivo nada es imposible.   Conserva lo que tienes, olvida lo que te duele, lucha por lo que quieres,  valora lo que posees, perdona a quien te ofende y disfruta a los que te aman.

Nos pasamos la vida esperando que pase algo, y lo único que pasa es la vida, no entendemos el valor de los momentos, hasta que se han convertido en recuerdos. Por eso haz lo que quieras hacer, antes de que se convierta en lo que te “gustaría” haber hecho.

Un buen destino, es cuando dos personas se encuentran cuando ni siquiera se estaban buscando.

PACIENCIA, LLEGARA