DESHOJANDO MARGARITAS


Supongo que sólo nos quedará vernos algún día, darnos un abrazo de esos que nunca se sabe como dar,  tomarnos un algo… Y charlar en modo amigos.

Esta claro, que no se pueden   inventar los sentimientos, y peor aún quedarte al lado de quien, no te sientes enamorado.

Deshojando la margarita… Pétalo por pétalo …

Me quieres, o no me quieres. Me amas o no me amas… Me quieres pero no me amas…  Y Que  desde donde se mire; Duele.

¿Como  se puede separar al amor del querer ?… ¿Como le robaría el corazón a la razón?, ¿Como enamorarte yo? Ahora que nada tengo y mi promesa nada vale.

Absurdo…

Me quiere, no me quiere, me amaba, no me amó. Me quedo, me voy.

Me dejas? …
Pues adiós.

LA CALLE


Es necesario no querer huir de lo que te hizo daño. Otra vez te echo de menos, cuanto me durará esto?

Hablar, pedirnos perdón. Saber que estamos cerca  y no reaccionar  a lo evidente.  Injusto… Tu dando la espalda a lo que fuimos.

Y yo que me muero por rendirme a tu vera por enésima vez, desde aquí, desde la calle donde nada tiene sentido sin ti.

Y pasa la gente, pasan los días, pasan con sus historias, y otro mes mas me desgarra el alma. Y duele, aquí donde lucho por no ser aquella que dejaste con este amor que descubrí.

Y pasa, la ciudad pasa con sus  historias, y otra calle mas me reta  entre  la multitud … Justo ahí donde  sólo queda la añoranza, donde te abracé por primera vez.

Calle donde las horas escaparon sin darnos cuenta, tantas calles, tantas cosas, tanto de ti tanto de mi… De nosotros.