PRISIONERA


Vuelve a su cueva, a su dulce mazmorra, de perpetua soledad, a su mundo de sin saberes, y sin sabores…  De nuevo su carcelero le toma prisionera, donde  la agridulce angustia, será su compañera, la Dama, llora, y se sumerge en días de otra latitud, cuando la luna jugaba con su pelo, y el valiente  caballero paseaba de su mano.

Vuelve a estar la Dama prisionera,  su condena:  “no saber volar”,  entregar su corazón de cristal, creerse salvada,  del dragón que la custodia dia y noche, su carcelero.

Aprendida, asotada, cansada…

Ya es de noche otra vez . La Dama vuelve a dormirse, esperando que  la mañana traiga,  el suspiro de Dios como bálsamo para que no duela tanto.

Volverá a reir la luna, las estrellas recuperaran su luz, Y un valiente caballero, devolverá el corazón a la Dama y así su libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s