MUJER QUE MIRA A UN HOMBRE


 

La mujer iba  cargada con numerosas  bolsas de la  compra,  y deseando llegar al coche (mal aparcado) e irse a casa…

¿Por que solemos comprar más de lo que pensamos, cuando vamos al supermercado? Soy  terrible!! Se dijo así misma.

una vez dentro de su coche arranca y al llegar a la esquina, pilla el semáforo en rojo, ¡que colmo!,a esperar, así que  mientras pasaban los 3 minutos  que suponen que el semáforo cambie a verde,  liberó una de sus manos acercó la bolsa del pan y pellizco la barra para entretenerse.

Mira a  su lado, se da cuenta que no está sola, y deja de pellizcar el pan y   ralentiza  el  masticar.

La mujer mira su objetivo, se endereza y saca pecho, se moja los labios, se aparta el cabello de la cara, y vuelve a mirar, ha pasado 1 minuto, de 3 y no ha conseguido ni un movimiento a su favor.

La pregunta del millón: ¿estará soltero? ¿Vivirá por esta zona?, ¡hoy es mi día de suerte! (2 minutos).

Un ligero movimiento de cabeza, para acomodarse su bufanda por parte de él, genera un comando de miradas, y ella sonríe por dentro, mientras piensa:

Me ha visto yupiii…

La mujer, mientras esperaba, dibujó en su mente cada escena de aquella película que sólo estaba sucediendo en su imaginación, dejándola volar,  empezando por qué no era simple casualidad el encontrarse con él,  en ese justo momento, así que  dio inicio a la primera imagen.

 El semáforo de la esquina de ese cruce se pone  en rojo justo antes de mi paso, no sé ya si por azar o porque hasta aquel cruce mi inconsciente había jugado con la velocidad para cuadrar mi llegada con el cambio de color.

Movida por el impulso de encontrarte un día sin más en aquella misma esquina. Tú llegabas, el semáforo cambiaba, cruzamos andando el paso peatonal, tú sin darte cuenta todavía de mi presencia, vas directo  hacia a tu coche, y yo  hacia el lado opuesto a buscar el mío, en la calle, aparcado  en doble fila de cualquier manera.   Un impulso me hace correr hacia ti, segura de subir a tu lado sin preguntar,  Calmando  tu susto con un beso que te hiciese reconocerme en la penumbra de la farola fundida, Y sin mediar palabra, mirar de cerca de nuevo el reflejo de mis ojos en los tuyos, palpar tu rostro recordando el tacto de tu piel en mis dedos y marcharme sellando tu adiós silencioso con un último beso.

 Pero para la mujer,  aquel cortometraje quedó grabado para siempre sólo en su cabeza.   El semáforo cambió a verde y por el retrovisor de su coche lo único que se veía era la soledad de una calle vacía y aburrida.

 

Lo que ocurre es que hoy, te recordé en la espera del semáforo…

 

 

 

 

 

   

 

 

Anuncios

2 comentarios en “MUJER QUE MIRA A UN HOMBRE

  1. El cortometraje me encantó y seguramente que tendría un excelente final, se iría la soledad y llegaría junto a él la añorada media naranja.Sigue escribiendo soy tu fans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s