SAN VALENTIN, SAN COBARDIN ó SAN COMODÍN (14 DE FEBRERO) ¿CUAL ES TU SANTO?


 

Históricamente SAN VALENTIN, fue un  Santo, un valiente  Obispo  del siglo III que casaba a los enamorados en secreto en contra del emperador Claudio II,  el cual prohibía el amor y las bodas entre las personas.

Actualmente, esta fiesta se utiliza  más  como excusa para animar el consumo, que para conmemorar el movimiento del  amor.

Muchas parejas de enamorados vitorearán el día, pero… ¿cuántas de ellas están realmente comprometidas a seguir con la constancia y la valentía que requiere el amor verdadero?

Y ¿cuántas continuarán juntas sólo hasta que cambie la fecha del calendario o las emociones?

Dado los pocos dotes para conquistar, y la escases de abundancia  para mantener viva la llamada  “llama del amor”  el santo para esta fiesta debería llamarse SAN COBARDÍN.

Dejar que una fecha específica nos recuerde que tenemos al lado a esa persona que ha contribuido gran parte del resto de los 364 días  del año,   (hablo de los matrimonios, noviazgos establecidos, proyecto de pareja en unión libre, inclusive amigos y familiares), es una actitud de cobardes y comodismo.

Hemos olvidado los detalles invaluables, simples pero perdurables, que acrecientan el día a día de las relaciones  ( En pareja),   para optar por aquello de “salir del paso” ya sea por cuestión de tiempo, confianza, y  rutina ó por el Real Decreto de SAN COMODÍN.

Llámenlo como quieran…  Pero Yo mientras el consumismo los monopoliza,  me movilizaré por  el movimiento universal  de ir al rescate de, enamorar con cartas de amor, ó poemas con pensamientos del alma que sólo podían  ser  inspirados por el ó por ella.

El Levantarse por las mañanas, con unos Buenos días cariño!! Cargados de besos y mimos…

Defender el ya obsoleto, “Hoy desayunamos en la cama”   Sorprenderte l!!  Preparar   el  desayuno, con lo que sabes que le gusta a él ó ella,   y llevárselo  a la cama.

Dedicar canciones y susurrarlas al oído…

Hacer el amor con el  sentimiento,  que te llevó a entregarte con total convicción  aquella primera vez.

No dejar que se acabe el día, sin decirse  “lo siento, me equivoque” “reconozco mi error”

te amo.

Y tú?  … A qué santo veneras?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s